APRENDETE ESTAS PALABRAS SON EL NUEVO ABRACADABRA

domingo, noviembre 26, 2006

Lowenstein... Lowenstein.

Si pudiésemos borrar a veces algunos recuerdos del pasado, como si de una base de datos de ordenador se tratase, para mandar directamente a la papelera de reciclaje de nuestra alma, para luego recuperarlos de nuevo, completamente reformados, la vida para las personas seria mucho mas fácil a veces. Para Tom Wingo (Nick Nolte), el protagonista de esta película, y a su hermana Savanah, esto les habría venido de perlas, para poder borrar de sus vidas, momentos y fantasmas del pasado, que los acechan, sin saber ponerle un remedio, por mas que lo intentan ellos y sus familias.Cuando eran niños, solían evadirse, sumergiéndose bajo el agua, allí, durante unos segundos eran felices, la pesadilla , continuaba al emerger de nuevo. La doctora Susan Lowenstein, necesita la ayuda de Tom, para intentar devolver la razón a Savanah. Un secreto que comparten desde la infancia, y que, aun de adultos, no han podido nunca contarlo a nadie. La película es "El príncipe de las mareas" 1991, dirigida por la misma Streisand, Basada en un libro de Pat Conroy "Prince of tides", con una fotografía muy cuidada, y una música que relaja compuesta por James Newton Howard. Hay una cita de Tom en la película, que dice mucho sobre el tema al que va dirigida la película, que es esta:"Hay familias que viven toda su existencia sin que les ocurra algo con un mínimo de interés. Siempre he envidiado a esas familias." Mi escena favorita es esta: mientras Tom conduce, por el puente de Charleston (Carolina del Sur) suena la voz en off y, concentrado en sus pensamientos dice :... Pero es el misterio de la vida, lo que ahora me intriga, y miro hace el norte, y vuelvo a pensar, que, ojalá repartan 2 vidas a cada hombre, y a cada mujer. Al final del día, atravieso en mi coche la ciudad de Charleston, y mientras cruzo el puente que me lleva a casa, noto que unas palabras me brotan de dentro, no puedo detenerlas, ni se porque las digo, pero al llegar a lo alto del puente, esas palabras llegan a mi en un susurro, las digo como una oración, como un lamento, como una alabanza, digo: LOWENSTEIN... LOWENSTEIN.

2 comentarios:

Chiqui dijo...

Es una película que me gusta,me gusta a rabiar. Además, una de las pocas películas de amor americanas (junto con Los puentes de Madison y Memorias de Africa y alguna otra más) que no acaba bien... A lo mejor esa es su gracia.
Un abrazo

William De Baskerville dijo...

Si, estoy de acuerdo contigo, es una de mis favoritas, es intensa y real, nada de cuentos y rodeos, a mi esta frase me impactó: :"Hay familias que viven toda su existencia sin que les ocurra algo con un mínimo de interés. Siempre he envidiado a esas familias."

Y el final, el final es...
Bueno, que te voy a contar!! :)

Gracias chiqui! otro abrazo.